El Viernes la nuit, los ángeles de la noche y el mañana será otro día


30 mayo 2015

La noche se hizo esperar durante una hora de frío musical cuando un interprete del tango más lejano nos calentó el alma, pero nos dejó helados el pulso y los glúteos posados sobre la soportable cuna que envuelve esos asientos de los locales de la noche en la que hay que ser un hijo de Zeus para levantarse sin que se te parta algún tendón y/o se te escape algún resoplido de gimnasta en acción, junto a un lamento inconfesable si fuera durante el horario naranja. La más impensable e impenitente bailarina de la noche se hizo cantante y yo sin haberlo sabido nunca; la guapa anfitriona repartía sonrisas y encanto personal a raudales a la vez que acomodaba a los nocturnos visitantes; algún foco incontrolado delataba algunas pieles en pleno pliegue de las más guapas, mientras los machos alfa contorneaban a sus chicas con bailes de salón de alcance peligroso pues sus cruces de brazos entrelazados y vueltas al estilo más atlético les hacían asemejarse a aquellos de las películas XXX pero, en este caso, ausentes de maldad o bondad, sexual alguna. A a sus noventa y tantos dio la nota alegre de la noche al presentarse en el centro del cotarro del Ateneo de la noche, haciéndonos ver que su soledad no le puede a la vida, por mucho que él intente ocultarla aunque sea tímidamente; pero todos … ellos y ellas, bailarines y ocultos mirones sentados en la sombra, algún bulubú anclado en el taburete del rincón mas frío de la barra, organizadores del viaje, cuidadores del copeo, restaurador musical,  capitán y oficiales del barco, todos, absolutamente todos, se vuelcan para que nada salga mal, todos se preocupan de que la noche lo sea como si fuera la última de su vida; todos se muestran felices, como si fueran creadores de su propia ontología, algunos cantan como si fuera su pretendida actuación en un musical de lujo, pero en Playblack, otros como V y F, se mueven como si fueran dos ángeles en armonía volando hacia el sol; pero todos saben que viven la noche para seguir viviendo … mañana Dios dirá … mañana volverán los dolores de espalda, esas dolidas rodillas, cuello y espalda, se harán notar y un feliz sentido de un agotamiento total recorrerá sus cuerpos mientras suena el teléfono para preguntarle a mamá a que hora pueden quedarse con los niños de su vida, esos nietos adorados que los y las, matan poco a poco y dulcemente … mañana habrá que guardar la ropa y pensar ya en que ponerse la próxima cita, seguirán todos recordando lo felices que fueron aunque les duela la cabeza y una pequeña parte de su pensión se haya diluido en ella, en la noche, pero sus almas seguirán vivas, se reirán de los más jóvenes porque saben que ellos los miran ignorando que ellos algún día fueron tan jóvenes como lo son esos inquisidores descendientes ahora, y todo eso lo harán como si fuera la primera de las mañanas del resto de su vida, todos se acordarán con una sonrisa de su noche, la noche del viernes … bienvenido y adiós, mi querido viernes la nuit.

Kizomba Isabelle and Felicien *Asty – Curti ma mi*

Compartir



 Enrique Tarragó Freixes  –  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd  (Página de enlaces)
 
.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Esa gente tenían ideales, eran falangistas, muy del Movimiento Nacional


1236977_637028089652445_255460076_n

29 mayo 2015

Y mientras se iban todos, me vuelvo hacia la Loli – que se había estado callada todo el tiempo en el que los otros predicaban las bondades de la partidocracia y la atomización del voto, sobre la arena del desierto virtual, a la vez que ponían verde a Doña Leonor por su sensiblería aparentemente impostada – y noto que me estaba dando con el dedito en el hombro, pero, además, veo y noto, aún más, que muy imprudentemente se me arrima al oído con todas sus cosas por delante y me dice: “Es que su padre, el de Leonor, fue secretario del alicantino ministro de obras públicas franquista, un tal Montesinos o algo así, y claro, esa gente tenían ideales, eran falangistas, muy del Movimiento Nacional”. Y el hijo de la Loli, que es un NiNi de lujo recalcitrante como ninguno, que estaba ahí mismo y al borde des escaqueo, nos dice; ¿Y eso que é? y yo me he quedado con las ganas de preguntarle que a cual de las tres cosas se refería su pregunta … lo he resuelto con un … “cosas de viejos, niño, cosas viejas, no te esfuerces, no podrías creértelo” y yo, ufff, conseguí, no sin pena pero con arrepentimiento, quitarme de encima las cosas de la Loli  … y a su niño.

Compartir



 Enrique Tarragó Freixes  –  (etf-etc-etl)


 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd  (Página de enlaces)
 
 
.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Se fue de viaje y volvió … la niña


 
Imagen: oleg oprisco
 
29 mayo 2015
 
Lucía volvió,  Enrique, con mil maletas y un negrito de seis meses …” – La nieta de Leonor ha vuelto y le ha amargado lo que le queda de vida, me decía ella, Leonor, con ojos saltones, vidriosos y con gesto de rabia.
 
Lucía, hace cuatro años, con 20, decidió dejar su tercer intento de aprobar primero de FP y se marchó a recorrer un nuevo mundo con su boliviano, un músico fracasado que actuaba en salones de playa y que a sus casi 50, sus virtudes se quedaban, al parecer,  en lo oculto de su pantalón. Acabaron en algún lugar de Centroamérica pero nunca se supo de ella. Su madre murió hace un año y nadie de la familia fue capaz de localizarla para contárselo. Su Padre no la puede ver, no la quiere ver … no se lo va a perdonar nunca. Ahora Lucía ha vuelto de modo inesperado y con un precioso bebé, más mulatón que negrito, … con ojos azules … una belleza de criatura. “Quiere vivir conmigo … su padre le ha dicho que para él es como si hubiera muerto y yo, hecha un lío,  intento ser dura y comprensiva a la vez” – me decía Leonor.
 
Leonor a sus setenta y muchos, vive en una nueva encrucijada … feliz, por una parte – el mulatito es una belleza que colma las ilusiones maternas perdidas de cualquier mujer –  y tremendamente hostil con Lucía, por otra.
Viendo a Leonor – su estado – pienso que la vida te propone situaciones inesperadas a cualquier edad y en cualquier momento … nunca es aburrida ¿Verdad?
 

Enviado desde Note 4

 Enrique Tarragó Freixes  –  (etf-etc-etl)
 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd  (Página de enlaces)
 
.

 

Publicado en Uncategorized | 11 comentarios

Mamá … siempre


Pintura de Fabián Pérez

29 mayo 2015
 
Le contaba, hace un rato, a un amigo de los de toda la vida, que, no pudiendo asumir ciertas realidades lo mejor sería recurrir a la parte más imaginativa de nuestros olvidados ideales …

Dicen que la vida es lo que cada uno quiera hacer con la suya … y yo decidí creerme que lo importante es ser feliz y  …  ser capaz de que lo sean quienes te rodean  … ya ves , amigo,  así somos los del grupo de estúpidos, tímidamente  arrepentidos, de los que siempre habíamos creído que la vida pudiera estar en otra parte, además de la propia … ingenuos mortales a los que la ambición de lo desconocido nos descabalgó de la bondad inducida, de la cruel ambigüedad del éxito mal interpretado,  y del oscuro sentimiento del querer equivocado … felices tiempos … felices y efímeros éxitos personales que solo hacen mejores a los valores verdaderos y ancestralmente eternos, una vez llevados al escenario procesal de la razón“.

Y mi amigo … se enredó en la parte más sentida de mi discurso y empezó a hablar, como rezando, sin levantar la vista … “Te quiero Mamá  … siempre tuviste razón … la equidad en el pensamiento de la máxima duda sobre cuestiones vitales, nunca estuvo en lo material … me costó asumirlo, pero lo hice” … y yo tuve que abrazarle, darle un beso cariñoso, claro, y un manifiesto, no sé si estúpido … “Amigo … yo solo estaba poetizando una situación relativamente imaginaria” – “Eres un poco cabrón … ¿verdad, Enrique?” – me dijo – al instante dio un golpazo sobre la mesa con la copa de la caña de cerveza que se había colocado en su alma hostil y se marchó con los ojos enrojecidos y, aparentemente, muy enfadado.

¿Será que para él no era solo una cuestión de hacer prosas poéticas, más o menos, estúpidas? … sensibilidad.
 
Enviado desde Note 4


 Enrique Tarragó Freixes  –  (etf-etc-etl)

 Esta bloguería se publica, a la vez, en: http://bit.ly/1tVhOPd  (Página de enlaces)
 
 
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario